EL AVERNO ENTREVISTA A SONIA R. SALVANTE

Bienvenid@s un día más al Averno. ¿Preparados para empezar el mes de febrero? Nosotros sí, y lo hacemos con la visita de Sonia R. Salvante en esta primera entrevista del mes. Servimos el café y empezamos 😉

¿Quién es Sonia R. Salvante?

Sonia R. Salvante solo es alguien con mucha imaginación y a la que la mayoría de su tiempo, ahora mismo, se le va entre letras: leer y escribir.
Y voy a dejar de hablar de mí en tercera persona, que es muy «Aída», ¿verdad?
Soy una «cuarentañera» de pueblo, casada y con tres hijos que, ignorando mi sueño desde bien pequeña, estudié un ciclo superior de Administrativo aun odiando los números. Quizá por eso nunca me dediqué a ello.
Me considero sociable, adicta al café y adoro a mi familia. Y algo que odio, a pesar de que nadie me entiende, es viajar. Sí, soy un pelín rara, lo sé. Esa parte la había omitido, ¿no?

¿Cuánto tiempo llevas escribiendo?

Que yo recuerde, toda mi vida. Empecé con un diario con apenas siete u ocho años, en el que me inventaba todo tipo de aventuras, supongo que porque no consideraba mi vida especialmente interesante.
Con doce se me dio por la poesía, lo que me duró unos añitos; pero con dieciséis ya había escrito dos novelitas cortas que circularon entre todas mis amigas.
Sí, puedo decir que, en mayor o menor medida, llevo escribiendo desde
siempre, supongo que inspirada por todos esos libros que me leía.

¿Cómo te decidiste a publicar tu primera novela?

Aquí entraron en juego un cúmulo de circunstancias. Pero antes debo explicar que, pasada mi época adolescente, escribir se convirtió en mi gran secreto. Salvo los de casa, era algo que poca gente sabía que seguía haciendo. Va a sonar absurdo, pero me daba vergüenza. Así que, nadie me leía.
Pero un día mi marido se fue de la lengua con mi cuñada pequeña, una gran lectora, y esta insistió en leer el intento de novela que escribía en aquel momento. Y no solo eso, sino que comenzó a pedirme un capítulo más, y otro, y otro… Hasta que la acabé.
Y entonces comenzaron los ánimos por su parte y por la de mi marido, al que también le pedí que me diera su opinión. Y, a la vista de que no parecía tan mala, oculté mi bochorno y comencé a pasarla entre mi entorno.
«¿Por qué no la publicas?», me preguntaban. Y yo me encogía de hombros, ya que lo veía imposible.
Hasta que un kindle, regalo de San Valentín, entró en mi vida.
Conocer el mundo Amazon y la autopublicación fue el factor determinante, el que me faltaba para decidirme a dar el primer paso en el camino a cumplir mi sueño.

¿Cómo surgió la idea de esta historia?

¡Uy! Como comenzó «Encuentro de almas» no va a sonar nada glamuroso, pero voy a ser del todo sincera. Fue fregando las escaleras.

Como siempre, mientras limpio la casa, mi mente va por libre. Y ahí, entre peldaño y peldaño, Clara me contó su historia y me presentó a todos los demás personajes que, en muy poco tiempo, pasaron a tener trascendencia propia.
No puedo decir que la idea surgiera por un motivo en concreto, la verdad.
Simplemente, como otras muchas, aparece de improvisto y… ¡Hala! Película montada.

¿Qué personaje te ha resultado más complicado?

Sin lugar a dudas, él. Chema. Y ya no lo digo porque meterse en la piel de un hombre siendo mujer sea más difícil, ya que no suelo tener problemas con eso, sino porque bregar con sus frustraciones y su terquedad, con esa «obsesión» con la que carga casi toda la novela, fue duro. No me resultó nada sencilla esa lucha constante en su mente y, todavía menos, la manera de resolverla.

Dinos qué destacarías del principal protagonista.

Pues… Es que primero tendría que saber cuál es, jajaja. Para mí, en la primera parte de esta bilogía, en «Por Clara», hay tres protagonistas con la misma importancia.
Así que… De Clara destaco su bondad y su dulzura. Y esa manera de ser más propia de una mujer de los años cincuenta, como me dijo alguien.
De Laura… Su fuerza, sin duda.
Y de Chema lo auténtico que es. Porque no es el típico protagonista perfecto, se equivoca y muchas veces, pero es humano por encima de todo.

¿Quién te animó a escribir y publicar? ¿Hay alguien a quien consideres tu mayor apoyo en tu aventura literaria?

En fin… Esta pregunta creo que ya la contesté. Mi marido y mi cuñada Ángela, sin pensarlo dos veces. Ellos fueron los primeros en querer leerme, en tirar de mí, en animarme, y en fortalecer esas inseguridades que todavía no se han ido del todo.

¿Cuántas novelas tienes publicadas?

Ahora mismo dos, una tan reciente como que fue ayer. Y las dos forman parte de una bilogía: «Encuentro de almas».

¿Tienes una hora en concreto para sentarte a escribir? ¿Qué es lo indispensable que no falta cuando te sientas a escribir?

No, lo cierto es que no soy de horarios concretos. Pero sí puedo confesar que soy bastante nocturna. Ahora bien, cuando alguien se hace cargo de mi hijo pequeño, las tardes también suelen cundirme mucho.
Y en mi mesa lo que nunca puede faltar son varias cosas: el ordenador, imprescindible del todo; un diccionario de sinónimos, libreta y bolígrafo para ir apuntando cosillas, mi eterno café y… muy a mi pesar, tabaco. Aunque más que fumar, se me consuma en el cenicero.

Ya si hay silencio, me muero del gusto. Aunque también tengo que decir que nunca me ha limitado el ruido para leer o escribir.

¿Nos puedes adelantar algo de tus futuros proyectos?

¡Desde luego que sí! Soy a la primera que le hace ilusión lo que tengo entre manos.
Estoy «limando» una bilogía escrita con anterioridad a la publicada. Esa primera que no dudé en dejar leer a mi familia y amigos. Y mi intención es sacarla a la luz este verano si nada se complica.
Pero, por otra parte, también estoy trabajando en una novela en la que el protagonista ya es conocido por todos aquellos lectores que me hayan dado una oportunidad como escritora. Una que confío en que sea autoconclusiva… Es más, esa es una promesa que me he hecho a mí misma. Ahora a ver si soy capaz.

Para terminar, nos gustaría que nos hablaras sobre el género que escribes.

Romántica. Con todas sus letras y significados.
Romántica. Con sus dramas y sus risas. Pero tratando de mostrar una historia creíble e intensa. Si luego ya encontramos magia… La repanocha, ¿no?

Gracias, Sonia, por sentarte en el salón de nuestro Averno y responder estas preguntas. Desde aquí deseamos que tengas muchos éxitos en tu andadura literaria.

Gracias a vosotros por la oportunidad de darme a conocer, por vuestro trato y por hacerme partícipe de vuestro Averno. ¡Ha sido todo un placer y un maravilloso estreno!

Os dejamos aquí el link de la primera parte de su bilogía «Encuentro de almas I: Por Clara».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s